2 de diciembre de 2008

Agua de noria

Como bien sabe el inspector Valtodano no es fácil la tarea de encerrar a los culpables de un crimen. Y no sólo por las dificultades intrínsecas que toda investigación lleva consigo, sino porque cuando se han reunido las pruebas puede aparecer el" problema de las tres íes" o lo que es lo mismo, el de los imponderables, los imprevistos, y las intercesiones.
En el caso que ocupa en esta ocasión al equipo de Valtodano, "las tres íes" van a desempeñar un papel importante. Un hombre de 73 años, Eliseo, residente en un barrio de chabolas, tras una misteriosa desaparición, es encontrado en estado vegetativo, después de haber sido sometido a una serie de misteriosas intervenciones que han alterado el normal funcionamiento de su mente. La situación en que queda Eliseo impresiona a toda la comisaría, que se pone manos a la obra para tratar de desmantelar toda una red de tráfico de órganos y de experimentos médicos in vivo.
Ésta es la esencia argumental de la última novela de José Jiménez Lozano. Si la trama de la obra no es excesivamente compleja, no está por ello menos pensada y elaborada.
Tras presentarnos a los personajes de un modo frío, en su medio de trabajo, Jiménez Lozano pasa a retratar su vida interior y su historia menuda, la que les ha hecho ser tal y como son, por medio de un lenguaje que en ocasiones roza la prosa poética, sobre todo en las descripciones. Esto no quiere decir que estemos ante una novela psicológica. Pero sí ante una narración en la que la psicología de los protagonistas es fundamental en para el tema central: la existencia o no de la verdad, la posibilidad de juzgar las acciones de los hombres, independientemente del fin que persigan.

Con esta obra José Jiménez Lozano, ( Premio Nacional de la Crítica de novela en castellano 1988, Premio Castilla y León de las Letras 1988, Premio Nacional de las Letras Españolas 1992, Premio Luca de Tena de Periodismo 1994 , Premio Provincia de Valladolid a la Trayectoria Literaria de 1996, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes1999 ,V Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes de 2000 y Premio Cervantes 2002) da un paso adelante en su carrera literaria, presentando en una misma obra una novela policiaca, un estudio de problemas éticos actuales y una caracterización certera de los personajes, a través de un argumento que atrapa al lector que no puede abandonar la lectura ni en los momentos en los que el tempo de ésta se torna más lento.


Lectura obligada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRADAS